25 junio 2014

La moda en África.



Buenos días!! Siento deciros que hoy no veréis a ninguna de las dos guapísimas chicas que hacen este blog. La entrada de hoy es algo diferente.
Mi nombre es Noelia y soy seguidora del blog desde que participaba en él fotografiando a Itziar cuando estudiábamos en Salamanca. Nos lo pasábamos bomba!!! Jejeje.
Durante este curso que ya acaba he estado trabajando como profesora en el colegio de primaria y secundaria que las Carmelitas Vedrunas tienen en Añisok, Guinea ecuatorial. Es una pequeña ciudad que se encuentra en el interior del país. 
La cultura guineana es muy parecida y muy diferente a la vez a la española. El idioma oficial es el español ya que el país fue colonia y posteriormente provincia española antes de poseer la independencia, pero las lenguas que se hablan dentro de las familias son los dialectos propios de cada tribu. 

Una de las diferencias que primero llama la atención cuando llegas al país es la moda. Hay mucha influencia de occidente y en cualquier ciudad encuentras un mercadillo donde poder comprar ropa occidental y sobre todo zapatos, cantidades enormes de sandalias!!! Y de taconazos, que les encantan. 


Ahora, todavía son predominantes las prendas diseñadas a medida en las sastrerías. Para mujeres hay dos modelos que prevalecen sobre el resto: el vestido largo y el conjunto de camisola larga con pantalón largo. Y para los hombres el conjunto de camisa y pantalón a juego. Os voy a mostrar algunos de los modelos que hay en la sastrería de al lado de nuestra casa. La foto del inicio es de ella: Sastrería “Fasion”. La mayoría de las telas son muy coloridas y tienen estampados con la bandera del país, con la insignia del partido del presidente (una antorcha) o con la cara del mismo y de su mujer. Podéis ver también en las fotos a dos de los tres sastres que trabajan ahí. Alfa es el hombre que está de pie, es de Bening y es el que mejor cose de los tres. Su compañero es Watara y es malí.




Un regalo muy típico en África son las pañas, trozos grandes de tela para poder hacerte trajes. El día de mi cumpleaños me regalaron una con el escudo de Añisok y decidí hacerme un vestido. Fui a una sastrería que está en Niefang, otra ciudad del interior, aprovechando que íbamos a recoger los uniformes de los niños del colegio. Elegí un modelo que tenían expuesto de un vestido sin manga y me dijeron que a ese modelo le añadían ahora un pequeño volante en el escote. Pensé, bueno, venga, que salga como tenga que salir. La verdad es que el vestido es precioso porque la tela es muy bonita pero el volante no acababa de convencerme, así que meses después fui donde mi amigo Alfa a que me lo quitase y ahora sí que estoy del todo contenta con el vestido. Aquí me lo he puesto en días señalados. Fue mi vestido de nochevieja!!!


Durante el primer trimestre una de las Hermanas congolesas me regaló una paña traída de Congo, con un estampado precioso, muy africano y volví donde Alfa a que me hiciese una falda. Le dije que la quería larga y desde la cintura y aunque no confiaba al 100% en que la falda real se pareciese a la imaginada, me equivoqué. Ha quedado una falda muy bonita.


Lo más curioso de Guinea es ver a un grupo de gente con trajes diferentes pero hechos todos con la misma tela. Esto ocurre en grandes fiestas, bautizos, bodas… Los invitados de la novia se visten todos con la misma tela, pueden elegir el modelo que quieran, pero tiene que ser hecho con la tela que los novios han elegido, y en la parte del novio igual, sólo que con una tela diferente. En las fiestas del colegio los profesores fuimos uniformados con la misma tela. En la foto salimos un pequeño grupo. Al lado mío está la hermana Georgine, congolesa. Lleva una camisa con una paña como falda. En Congo es lo típico, no hay faldas, se ponen el trozo de tela envolviendo la cintura. Lo malo es que deja muy poco espacio para el movimiento de los pies, no se pueden dar grandes zancadas con la paña puesta.


La mayoría de los vestidos son de corte largo pero también los hay cortos. En Bata, la capital de la zona continental (la capital es Malabo, pero está en una isla, la de Bioko) me llevaron los primeros días a una tienda de ropa que llamaban la Togolesa, porque la señora que hace los vestidos es de Togo y es de ahí de donde trae las telas. Me compré unos pantalones y un vestido, los dos muy frescos porque son de tela de popó, que es muy ligera. El vestido, hay que señalar que es sólo para ponérselo por el día, porque en cuanto desaparece el sol empiezan a aparecer mosquitos por todas partes y hay que ponerse pantalón, manga larga y calcetines, porque si no te acribillan.



El mes pasado pasé la frontera de Guinea hacia Camerún. Camerún es el país más productivo de todos los que hay alrededor. Casi toda la comida que se consume en Guinea ecuatorial y Gabón es camerunesa. Pero no sólo pasa con la comida, la ropa que se vende en Guinea también es de Camerún. Así que aprovechando que pasamos al gran bazar de Akomba, en Camerún, a por comida, compré algo de ropa para llevar de regalo a mi familia, y aquí están dos de los vestidos que les llevaré a España. 




El último vestido que quiero enseñar es un regalo de Alfa. Es una túnica rosa con bordados. A casi todos los vestidos les ponen bordados en el escote, pero el de éste baja hasta casi la mitad y le da un toque especial.



No todo iba a ser moda femenina. Los hombres visten muy bien, con colores mucho más llamativos que en España. De las mismas pañas que de las de las mujeres salen camisas tan chulas como estas.



La bisutería también es preciosa. En Bata hay una tienda de artesanía bantú donde encuentras collares, pulseras, figuras de ébano, bolsos… Una de las hermanas congolesas me ha regalado esta semana, ya como despedida, dos bolsos hechos en Congo. Son especiales, hechos a mano y con mucha imaginación.


No todo es asombro por parte mía, por parte de los guineanos también la hay. Les llama mucho la atención mi pelo, sobre todo a los más pequeños a los que en el recreo les encanta peinarme. Siempre me dicen, vamos a trenzarte, y empiezan a retorcérmelo haciéndome churritos. Cuando dicen trenzar se refieren a eso, a retorcerlo formando churros que envuelven en hilo. Las niñas y los niños pequeños suelen llevar el pelo muy cortito, que es lo más cómodo en un clima tan caluroso como éste, pero las más mayores se lo trenzan y casi cada semana de una manera diferente. Con hilo se pueden hacer maravillas en el pelo, siempre que se tenga paciencia.






Es increíble la cantidad de peluquerías que hay en la calle. A pesar del calor que hace, las mujeres llevan postizos y al igual que las chicas, van cambiando con mucha frecuencia. La que hoy lleva el pelo corto, moreno y liso, a la semana que viene lo lleva largo, pelirrojo y rizado. Las primeras semanas me costaba ubicar a las profesoras, porque lo hacía por el pelo y me di cuenta de que no era un rasgo fiable. No sólo las mujeres los llevan. Mis alumnas de secundaria, en cuanto tienen dos días seguidos de fiesta, se ponen postizos. En el colegio no están permitidos, así que en Navidades y Semana Santa aprovecharon todas para ponérselos. Al postizo de pelo natural le llaman aguacate.

Pero lo que más me ha llamado la atención de todo es una moda que ha empezado hace poco en algunos países de África, que es la de quitarse el color de la piel. Lo hacen con productos químicos que supongo que vendrán en forma de crema, que lo que hacen es abrasarles las capas de piel. Sólo lo he visto en mujeres, pero también deben estar haciéndolo hombres. Al final se les queda la cara roja en las mejillas y por esto es fácil reconocer a quien se está quitando color. Dicho así puede parecer una bestialidad, pero cuando yo les expliqué que en España la gente se expone a rayos para ponerse morena, se escandalizaron tanto como cuando yo me enteré de lo que hacen aquí. Parece que nadie está conforme con lo que tiene y eso da que pensar…

Bueno, espero que os haya gustado este post africano y hayáis aprendido algo nuevo. Como habréis comprobado por mis fotos, vivir en África no es sinónimo de estar morena, porque aquí el sol quema de verdad, y es imposible aguantar más de 5 minutos bajo él. El complemento ideal en África es el paraguas, para los días de la época de lluvias y como sombrilla para el resto de días. : - )
Si tenéis oportunidad de viajar a algún país africano con seguridad, adelante. Al principio puede dar un poco de miedo por las diferencias culturales, pero os aseguro que la experiencia merece la pena. Si alguien se anima a venir a trabajar aquí, el colegio Vedruna de Añisok estaría encantado de recibiros!!! Y Alfa y sus amigos de la Sastrería “Fasion” estarían también encantadísimos de coseros un bonito traje africano : - )
Por último, dar las gracias a Itziar y Ali por dejarme colaborar con el blog. Un beso grande a todos desde el corazoncito de África.



16 comentarios:

  1. Hola guapas,
    Pero que bonito todo, y el pelo increible,que arte,la niña del final me ha parecido monisima.
    www.atteria.com mi shoponline
    xoxo

    ResponderEliminar
  2. Un post muy interesante.
    MC

    ResponderEliminar
  3. Me ha encantado!!! Nuestra pasarela de fin de curso estaba inspirada en África. Lo bien que nos hubiera venido echarle un vistazo a este post hace un par de meses!
    Besos :)

    ResponderEliminar
  4. Me ha encantado! Enhorabuena a Noelia por este maravilloso post, ha quedado genial!
    Espero que sigáis cada cierto tiempo invitándola a que colabore con vosotras porque de verdad que me ha gustado mucho!
    besos!

    www.lepetitekitty.com

    ResponderEliminar
  5. Qué maravilla de post!!
    las telas africanas me encantan. Es muy bonito su trabajo, lastima que no este bien remunerado. Viva África!!
    Qué preciosidad de niña, me he enamorado;)
    Besos mil guapas.

    ResponderEliminar
  6. Un post verdaderamente especial y hecho con mucho cariño. Cosas muy interesantes que desconocemos de otras culturas.un placer saber un poquito mas sobre como visten alli.besitos!!😘😘

    ResponderEliminar
  7. esta super chulo el post... me ha encantado.....

    ResponderEliminar
  8. Noelia me alegra saber de ti!!! El post te ha quedado genial, colorido claro e interesante un beso!
    Sandra Olmos

    ResponderEliminar
  9. Preciosos estampados! que colores!!!

    ResponderEliminar
  10. Me ha encantado el post, tu crónica, los vestidos, los colores... una verdadera maravilla. Me quedo por aquí para no perderte la pista. Una delicia de blog ;)
    Un besito!

    ResponderEliminar
  11. Nos encantó la entrada, es estupendo poder adentrarnos un poquito más en las culturas ajenas, la niñita es una monada
    http://amigasyresidentesenstylestation.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  12. Un post diferente pero sobretodo precioso <3

    http://labloguerapelirroja.blogspot.com

    ResponderEliminar
  13. Que lindo post!, no sabia que en Africa había un país cuya habla fuera el español. Saludos desde Colombia

    ResponderEliminar
  14. Qué fuerte jajaja me ha encantado el post de primeras porque mis padres son de Guinea Ecuatorial y yo nací en Madrid pero vamos, desde de 16 años estuve todo el mes de mayo pasado ahí en Guinea y me tiene enamorada por lo que he leido ella ha estado en otra zona y no en Malabo. Y que decir de las telas africanas a mi me tienen enamorada, ya publiqué un post con uno de loa conjuntos que me hice :) y no me enrollo mas jaja ha sido la emoción de ver una vez mas como Guinea les enamora también a los demás .

    Besiitos

    Caritrini.blogspot.com.es

    ResponderEliminar
  15. Me gustó un montón toda esta ropa clasica que has mostrado en la web, me han parecido espectaculares! Un besazo

    ResponderEliminar

Gracias por compartir vuestra opinión!